Si a primeros de mes, Aliexpress anunciaba que iba a apoyarse en GLS para impulsar sus entregas de comercio electrónico en España de cara al Día del Soltero, ahora la compañía anuncia nuevas medidas para acelerar su red logística internacional.

En concreto, el gigante chino del comercio electrónico pretende garantizar entregas de pedidos internacionales en un máximo de diez días laborables y un mejor servicio a millones de clientes.

Con ello pretende crear uno de los ecosistemas de comercio electrónico transfronterizo más sólidos del mundo, especialmente en algunos de sus mercados clave, como son Brasil, España y Francia.

Así pues, Aliexpress ha incrementado durante el pasado 2020 la inversión en innovaciones tecnológicas para apoyar su logística global y local, con el fin de ganar eficiencia fuera de Asia y agilizar las entregas.

Para conseguirlo, la compañía asiática ha puestaen marcha de un nuevo centro de clasificación de 19.000 m² de superficie en la localidad madrileña de San Fernando de Henares y tiene previsto abrir otros centros similares que agilizarán la entrega de nacional paquetes  en París, la población alemana de Bremen y en Roma.

Estas instalaciones tienen una capacidad máxima combinada de clasificación de alrededor de medio millón de paquetes al día y que se espera duplicar para marzo del año que viene.