Las experiencias de integración omnicanal se multiplican en un escenario de crisis que ha modificado radicalmente los hábitos de consumo.

En este contexto, cada vez más empresas de distribución intentan ofrecer alternativas para la compra que permitan a los clientes elegir de una manera casi personalizada las opciones para la entrega.

Así pues, la asturiana Alimerka ha instalado en dos de sus establecimientos de Oviedo, así como en otro más de Gijón, consignas para la recogida en tienda de los pedidos realizados a través del cana on-line de la compañía.

Estos dispositivos permiten recibir la compra se hace sin contacto con el personal de tienda y sin esperas, toda vez que en un plazo máximo de cuatro horas, el pedido está disponible en estos dispositivos en las tiendas, listo para recoger.

La cadena asturiana ofrece este servicio totalmente gratis y sin un pedido mínimo.

De igual manera, las consignas son aptas tanto para productos refrigerados y congelados, como para la gama de alimentación seca, con lo que ofrecen la posibilidad de completar la cesta de la compra sin inconvenientes.

Con esta iniciativa, Alimerka busca ofrecer un servicio fácil, accesible y versátil que se adapta a las necesidades de los clientes, ofreciendo calidad y optimización de tiempos para mejorar la experiencia de compra.