Amazon sigue dando pasos para cubrir España con una densa red de instalaciones para gestionar su operativa y ha empezado a operar esta semana en su nuevo centro logístico robotizado en el municipio murciano de Corvera.

La instalación ocupa una superficie de más de 160.000 m² y cuenta con una amplia gama de tecnologías avanzadas destinadas a mantener la seguridad de todos los empleados en el trabajo, al tiempo que permite a Amazon cumplir con sus clientes.

El centro permitirá a Amazon aumentar su capacidad en la región, que se ha convertido en un punto estratégico para sus operaciones en el país.

La instalación se ha equipado con unidades móviles de accionamiento y las torres de estanterías amarillas de cuatro lados, que ayudan a los empleados al acercarles los artículos, reduciendo la cantidad de desplazamientos por el centro.

En este sentido, el activo cuenta con más de 54.000 estanterías y 2.895 unidades móviles, que pueden levantar hasta 1.500 kg.

De igual modo, en la plataforma se han instalado paletizadores y despaletizadores robotizados para reducir el esfuerzo físico de los empleados, al eliminar la necesidad de transportar cargas pesadas, mientras que los robots clasificadores se utilizan para automatizar las tareas repetitivas, como la elevación, el apilamiento, el desplazamiento y la colocación de paquetes, lo que permite a los empleados centrarse en el tipo de trabajo que los robots no pueden hacer.