El cliente del comercio electrónico cada vez busca un mayor control sobre el proceso de entrega, lo que está impulsando el desarrollo de consignas para la recogida de los paquetes en el momento  y lugar que el destinatario decida.

Amazon ha sido el último en apuntarse a esta tendencia, con la instalación de más de 120 ‘Lockers’ o taquillas en 30 ciudades españolas para ofrecer una nueva alternativa a los compradores, que podrán recoger sus pedidos de forma fácil y segura en el punto que más se ajuste a su ruta diaria. Algunos están disponibles las 24 horas del día, siete días a la semana.

Actualmente, estas consignas de Amazon se pueden encontrar en determinadas estaciones de servicio Repsol, establecimientos de Telepizza, centros comerciales de Merlin y Unibail, supermercados Día y trasteros OhMyBox, repartidos tanto por los centros urbanos como en las afueras.

Madrid, Barcelona y Valencia son las ciudades que cuentan con más puntos de este tipo, con 35, 15 y 13 respectivamente. También destacan Alicante, Sevilla y Málaga, con seis cada una, y Murcia, Tarragona y Cádiz, d0nde se han instalado cinco.

El cliente tendrá que seleccionar esta forma de entrega al adquirir el producto, así como el Locker que más se adecúe a sus circunstancias. Posteriormente, cuando el pedido esté en la consigna, recibirá una notificación por correo electrónico en la que se incluirá un código único, la dirección y el horario de apertura.

Tendrá tres días para recoger el paquete antes de que sea devuelto. Para ello, podrá introducir su código manualmente o escanear el código de barras. Se trata de una solución sencilla y cómoda, que permite al e-tailer acercarse a sus clientes y ofrecerles nuevos servicios para facilitar el proceso de compra.