En un intento por mejorar la seguridad de los conductores y de todos los ciudadanos, Amazon planea instalar cámaras de vídeo con Inteligencia Artificial en sus furgonetas.

Esta tecnología, desarrollada por Netradyne, proporcionará a los empleados información en tiempo real que les ayudará a mantenerse a salvo en la carretera.

Así, recibirán alertas que les ayudarán a mantener la velocidad y evitar distracciones, lo que reducirá el riesgo de colisión y mejorará su comportamiento al volante.

En este sentido, se utilizarán avisos sonoros en caso de que el trabajador no frene cuando deba, no respete la distancia, sobrepase la velocidad o se distraiga.

Por su parte, se utilizarán otro tipo de señales para advertir al conductor si frena o acelera de golpe, toma una curva a demasiada velocidad, no utiliza el cinturón de seguridad, hace un cambio de sentido, sufre un episodio de somnolencia u obstruye la visión de la cámara.

Las cámaras estarán constantemente registrando imágenes, aunque solamente se utilizarán en los casos en que sea necesario, como un posible accidente, para determinar la responsabilidad del conductor. También podrán utilizarse para comprobar la fiabilidad y seguridad de las entregas de última milla, o incluso para tareas de formación.

Además, solamente un grupo reducido de personas tendrá acceso a este material y desde la multinacional, aseguran que no se trata de una grabación en directo, por lo que la finalidad no es la de controlar a los conductores cuando están realizando su ruta.

Por otro lado, el empleado puede apagar el sistema de grabación si así lo desea para mantener la privacidad en sus momentos de descanso.