En un momento en el que resulta más importante que nunca completar los envíos de forma rápida, Amazon Global Air se ha decidido a realizar su primera compra del aviones del modelo Boeing 767-300 para mejorar el servicio a sus clientes.

El pedido incluye 11 aviones, que se incorporarán próximamente a su red. De ellos, cuatro pertenecen a WestJet y están siendo adaptados para el transporte de carga, estando prevista su recepción a lo largo de 2021.

Mientras, los siete adquiridos a Delta no llegarán hasta 2022. Además, como venía realizando hasta este momento, la multinacional confiará en operadores externos para cubrir este servicio.

Además, contar con una parte de su flota alquilada y otra parte en propiedad ha supuesto una acertada decisión hasta el momento para la gestión de sus operaciones y el cumplimiento de los requerimientos de sus clientes.

Desde su creación en 2016, la división aérea del grupo ha invertido cientos de millones de dólares y creado miles de puestos de trabajo en sus diversas localizaciones por Estados Unidos. En 2020, sus inversiones se han centrado en combustibles sostenibles y nuevos equipos eléctricos de tierra, así como paneles solares para el techo de algunos de sus centros.