Finalmente, Amazon ha renunciado a su proyecto de plataforma logística en Oyarzun, en Guipúzcoa, y no procederá a la tramitación de la actividad que tenía previsto implantar allí.

Así lo ha explicado la propia multinacional en un escrito dirigido al Ayuntamiento de la localidad, en el que indica que se ha replanteado el modelo de organización de la red de plataformas logísticas a nivel nacional, y que «ya no necesita un centro en esta zona».

La decisión del gigante del e-commerce de instalarse en esta parcela del polígono de Lanbarren, que anteriormente ocupaba San José López, se conoció en noviembre de 2011 y causó mucho revuelo entre comerciantes, sindicatos, grupos sociales e incluso el propio consistorio, con el alcalde de EH Bildu al frente, y generó una gran polémica, alentada desde el ámbito político de la izquierda nacionalista, en contra del e-tailer, con la defensa del comercio local como principal argumento.

Panattoni, que adquirió el suelo para el desarrollo de lo que se planteó como una nueva plataforma logística de Amazon, ha realizado labores de descontaminación durante este tiempo, y ha asegurado al consistorio de la localidad que existen varias empresas del ámbito del transporte y la logística interesadas en implantarse allí.

Desde la administración municipal, se comprometen a promover un proyecto industrial y de pequeño comercio en la zona. Sin embargo, según el planeamiento urbanístico de Oyarzun, en este polígono únicamente se permite la actividad logística o industrial.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110