Amazon tiene intención de establecer un punto de su red logística española en la localidad guipuzcoana de Oyarzun.

Para esta nueva instalación la multinacional norteamericana quiere ubicarse en los terrenos del polígono Lanbarren que ocupara en su día la empresa de transporte San José-López y que ha sido vendida recientemente a Panattoni por la gestora anglo sudafricana Investec Assets Management, que compró en abril de 2017 la empresa guipuzcoano marroquí de transporte.

De confirmarse la transacción, sería esta la quinta inversión del promotor norteamericano en el mercado español, desde que se anunciara en abril el primer proyecto en Torija, a los que han seguido los proyectos de Vitoria, Valencia y el más reciente de Barcelona, todo ello en la nueva etapa iniciada en febrero con la llegada de Gustavo Cardozo al frente de la filial española.

La red logística de Amazon en España cuenta con un total de seis centros logísticos en el municipio madrileño de San Fernando de Henares, las localidades barcelonesas de El Prat, Martorelles y Castellbisbal, en la población toledana de Illescas y en el municipio sevillano Dos Hermanas.

De igual modo, Amazon dispone también de dos centros logísticos urbanos en Madrid y Barcelona, que ofrecen entregas rápidas, además de dos centros de distribución, ubicados en los municipios madrileño de Getafe y barcelonés de Barberá del Vallés.

Finalmente, la compañía tiene 14 estaciones logísticas distribuidas por todo el país para reforzar sus servicios de entrega. A todos ellos se unirá próximamente, además de esta nueva plataforma de Guipúzcoa, otros como el centro de Alcalá de Henares, la ya anunciada de Torija, la multiplanta en construcción en Illescas, en una carrera que parece no tener fin y que persigue mejorar y controlar la vertiente logística del negocio del e-tailer y la distribución al cliente final.