Grupos delectivos internacionales y servicios de inteligencia han detectado que las cadenas de suministro pueden dejar al descubierto diferentes vulnerabilidades para acceder a la vacuna del Covid-19 antes su llegada masiva a la población mundial en los próximos meses.

Así pues, n los últimos días, la Interpol ha lanzado una alerta mundial para alertar de posibles actividades delictivas relacionadas con la falsificación, el robo o la publicidad ilícita de vacunas contra la gripe y la covid-19, en un contexto en que la pandemia ya ha desencadenado unos comportamientos delictivos depredadores y oportunistas sin precedentes.

En esta misma línea, IBM también ha alertado del descubrimiento de una operación dirigida contra la cadena de frío de la vacuna contra el Covid-19, que habría sido sometida a ataques de ‘phishing’ que tendrían el sello de ataques informáticos dirigidos por algún servicio de inteligencia estatal.

Entre otras actividades, la compañía tecnológica reporta intentos de diversos atacantes para hacerse pasar por una persona clave de una empresa biomédica china, con el fin de llevar a cabo ataques de ‘spear-phishing’ contra organizaciones globales que brindan apoyo material a la cadena de frío, así como tentativas para recopilar contraseñas y datos para acceder a información sensible relacionada con el transporte y distribución de vacunas de diferentes organizaciones de al menos seis países.

Ante este escenario, la cadena de suministro se convierte en un elemento crítico y sometido a posibles ataques de índole física y cibernética para una campaña en que están puestas muchas esperanzas de recuperar un cierto nivel de actividad similar al que había antes del pasado mes de marzo.