Trabajos de estiba de carga en contenedores

La patronal sigue apostando por el diálogo con el Gobierno y las organizaciones sindicales.

Las empresas estibadoras prestan «un servicio imprescindible» en los puertos. Así lo ha asegurado el secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras, Pedro García, en una jornada de la Cámara de Comercio de Bilbao, en la que ha recordado la necesidad de dotar de seguridad jurídica y estabilidad laboral al sector.

La reforma de la estiba, aún no finalizada, está generando nuevos retos que deben afrontar los agentes involucrados para lograr una mejora de la competitividad portuaria. Esto exige un aumento de la colaboración público-privada y una adecuada política de inversiones y tasas.

En este sentido, García ha señalado que en algunos casos existe sobreinversión o inversiones no productivas que perjudican la autofinanciación del sistema y la cuantía de las tasas portuarias.

Así, en el ámbito de la revisión del Marco Estratégico del sistema portuario, la Asociación ha remitido propuestas de mejora vinculadas a la reducción de tasas portuarias, la eliminación de tarifas máximas para los prestadores de servicios y la finalización del marco legal para poder adaptar los convenios colectivos.

La patronal apuesta por el diálogo con el Gobierno y las organizaciones sindicales y apela a la concreción y mejora de asuntos como la capacitación profesional o la garantía del empleo a los trabajadores.

También ha propuesto que se establezcan procesos participativos para la toma de decisiones sobre inversiones públicas, una mayor presencia de los operadores privados en los órganos de gobierno de las Autoridades Portuarias y la redefinición del papel de Puertos del Estado.

Por último, desde Anesco reclaman más coordinación ante las administraciones públicas con competencias en los puertos, el desarrollo de nuevos accesos ferroviarios y el impulso de la digitalización.