Anesco ha recibido notificación de la resolución del consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia con una sanción de 66.000 euros.

El organismo regulador considera que la asociación de empresas estibadoras, junto con otras organizaciones sindicales del sector también multadas con cantidades inferiores, habría maniobrado en la negociación del IV Acuerdo Marco de la Estiba para imponer supuestas prácticas anticompetitivas en el mercado de la prestación de servicio portuario de manipulación de mercancías.

Aun así, la CNMC ha valorado positivamente en la ponderación de la multa la clara voluntad de las partes de alcanzar un acuerdo que, cumpliendo con el legítimo objetivo de protección de los trabajadores, respete las exigencias normativas de liberalización del sector y mantenimiento de una competencia efectiva.

Sin embargo, Anesco considera que «la resolución de este órgano administrativo no se ajusta a derecho, por lo que iniciará la vía judicial interponiendo un recurso contra esta resolución ante la Audiencia Nacional en el que solicitará su anulación».

Esta vía es la única posible ante la decisión de Competencia, contra la que no cabe recurso alguno en vía administrativa.

La organización empresarial reitera que en relación con la llamada cláusula de subrogación, «el único objeto perseguido al suscribir este acuerdo -propuesto por el Ministerio de Fomento en marzo de 2017, dentro del desarrollo del cumplimiento de la sentencia del TJUE de 11 de diciembre de 2014- fue garantizar el empleo en aras de preservar la estabilidad laboral en los puertos».