PlaZa Cartel

PlaZa eleva a 156 millones de euros los perjuicios económicos de su construcción.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido 23 años de prisión para el ex gerente de PlaZa Ricardo García Becerril, y siete años y ocho meses para el ex viceconsejero de Obras Públicas del gobierno aragonés Carlos Esco, por varios delitos relacionados con la ejecución de esta plataforma.

La solicitud de la Fiscalía se aproxima a los 25 años de cárcel que solicitó el gobierno aragonés, acusación particular en este caso, para el ex gerente de la Plataforma Logística de Zaragoza.

Entre los delitos que se le atribuyen a García Becerril están los de malversación de caudales públicos, falsedad de documento mercantil, cohecho y blanqueo de capitales. Junto a los 23 años de cárcel, Anticorrupción solicita también 42 años de inhabilitación y 2,8 millones de euros de multa.

A Carlos Esco, quien fuera consejero delegado de PlaZa y viceconsejero de Obras Públicas del gobierno aragonés entre 2008 y 2011, la Fiscalía le acusa de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, prevaricación y cohecho. Además, en concepto de responsabilidad civil, deberá devolver seis millones de euros.

Pérdidas de 147,3 millones de euros para PlaZa

Anticorrupción calcula que se produjo un desvió total en perjuicio de Plaza por valor de 147,3 millones de euros, frente a los 156 millones de euros calculados por la Plataforma en su acusación particular también presentada en este caso.

Según la Fiscalía, hubo un plan, urdido en 2002 por los principales responsables de la Plataforma, para obtener beneficios en la ejecución de las obras.

Así, considera que se produjeron adjudicaciones fraudulentas de contratos a la UTE Acciona-Mariano López Navarro y a Intecsa-Inarsa, adjudicataria de la dirección de obra; sobrefacturación de los trabajos ejecutados, mediante el aumento de los precios reales, simulando mayores medidas en las obras realizadas y certificando ficticiamente trabajos no ejecutados, pagos en especie con cargo a Plaza y facturaciones falsas.

Junto a las acusaciones contra García Becerril y Carlos Esco, la Fiscalía también pide 14 años de cárcel para Miguel Ángel Pérez, ex director técnico de PlaZa, así como cinco años y 10 meses para Agapito Iglesias.