La división del Grupo Maersk que gestiona las terminales de contenedores del holding holandés, APM Terminals, ha firmado un acuerdo con Pérez y Cía para comprar su participación mayoritaria en Grup TCB, en una operación que podría concretarse antes de que finalice 2015, aunque aún está sujeta a los aprobaciones correspondientes.

Actualmente, Grup TCB cuenta con once terminales de contenedores, ubicadas en los puertos españoles de Barcelona, Castellón, Gijón, Santa Cruz de Tenerife y Valencia, así como en Turquía, Brasil, México y Colombia. A estas se añade una duodécima que está siendo construida actualmente en Guatemala y estará operativa en 2016.

Estas once terminales tienen una capacidad total de 4,3 millones de TEUs y un volumen anual estimado en 3,5 millones de contenedores. APM Terminals, con 38,3 millones de TEUs manipulados en 2014, es actualmente el tercer terminalista del mundo.

Para el grupo holandés, esta operación, cuyo precio no se ha hecho público, es una «magnifica inversión» que incluye plazas complementarias a la cartera que ya tienen en América Latina, Turquía y España. La adquisición incrementa a 74 el número de instalaciones operadas por la compañía, ubicadas en 40 países de los cinco continentes.

Además, con esta operación, uno de los tres principales operadores marítimos del mundo, Maersk Line, desembarca definitivamente en España, ya que hasta ahora A.P. Moller-Maersk, holding que integra a la naviera y APM Terminals, sólo controlaba una terminal de contenedores en Algeciras.