La dirección de APM Terminals Castellón mantiene sobre la mesa las soluciones planteadas a los transportistas, que son todas las que económica y legalmente pueden aportar, a la espera de que el sector reanude sus servicios para evitar mayores perjuicios al puerto.

Astraport sigue sin desbloquear el paro iniciado hace dos semanas, mientras continúan las negociaciones con la terminal y con la Autoridad Portuaria, en las que se han escuchado sus circunstancias y se han aportado las medidas disponibles.

Desde la terminal, han tratado de mostrarse sensibles con la problemática que sufren los transportistas, pero insisten en que no son responsables ni de su situación ni de las ineficiencias de la logística.

El problema de fondo, dicen, no está causado ni puede ser solucionado por la empresa terminalista, aunque se han evaluado posibles mejoras en los procedimientos internos, reforzado los puntos de acceso en las horas de mayor tráfico y aportado vías de comunicación en tiempo real para evitarles los tiempos de espera.

En cualquier caso, los responsables de la terminal se comprometen a volver a la mesa de diálogo en un plazo de tres meses para revisar las medidas puestas en marcha en caso de que no se consigan los efectos deseados.