La huelga de la estiba en el puerto de Bilbao ha hecho que una gran cantidad de tráficos se hayan desviado a Gijón, por lo que desde el pasado mes de octubre la terminal de APM Terminals trabaja por encima de su capacidad.

La situación implica que la terminal asturiana manipule el doble de la mercancía habitual por el desvío de carga en buques que ya hacían escala en el puerto asturiano y que habitualmente también hacían escala en la capital vizcaína.

Para atender este pico de actividad, la terminal se ha apoyado APM Terminals Spain Gateways para desplazar de forma temporal a empleados de otras terminales y aumentar su personal, de manera que ha duplicado su equipo en Gijón.

De igual modo, también se ha duplicado el área dedicada al almacenamiento de contenedores vacíos en un recinto aledaño a la terminal con la colaboración de la Autoridad Portuaria.

Adicionalmente, se ha incorporado nueva maquinaria e implantado mejoras operativas, como la ampliación de los horarios de apertura de puertas de lunes a viernes, incluyendo las mañanas de los sábados.

Así mismo, la terminal se está coordinando con los responsables del enclave gijonés para agilizar los trámites aduaneros y mejorar la entrega de contenedores vacíos.

En esta misma línea, también se ha implementado en la instalación asturiana un procedimiento para la entrega y recepción por camión de contenedores y así agilizar y mejorar el flujo de entrada y salida de contenedores.