La Travesía Central Pirenaica frente al Corredor Mediterráneo

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se reunirá en Bruselas, en los próximos días, con la comisaria europea de Movilidad y Transportes, Violeta Bulc, para trasladarle su intención de «insistir más» en el proyecto de la Travesía Central del Pirineo (TCP) que lo que el anterior Gobierno autonómico, del PP-PAR, hizo, al considerar que el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi realizó una gestión «ineficaz». La TCP exige «bastante más» atención, según ha declarado.

También le comunicará que está dispuesto a financiar la mejora de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Valencia incluyéndola en el Corredor Mediterráneo, proyecto cofinanciado por la Unión Europea.

Pacto de gobierno

En cuanto a la TCP, el presidente regional ha subrayado que «existe absoluta coincidencia» con su socio de gobierno, la Chunta Aragonesista, sobre la TCP, ya que los socialistas apuestan por mantener este proyecto y también por terminar la reapertura del paso internacional de Canfranc y por priorizar las conexiones internas de la Comunidad, así como la conexión con los puertos marítimos.

Sin embargo, desde el PP se ha criticado el apoyo del presidente de CHA y consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, al Corredor Mediterráneo, una «especie de baile de la yenca» al que «hemos asistido perplejos» después del apoyo durante la legislatura anterior a la introducción de la TCP en la red básica de infraestructuras de la UE en 2023.