Viaducto La Pena en la línea Pau-Canfranc-Zaragoza

Viaducto La Pena en la línea Pau-Canfranc-Zaragoza.

El gobierno regional de Aragón y el de la región francesa de Aquitania han acordado celebrar un encuentro para escenificar su interés en que la reapertura del túnel de Canfranc sea una realidad cuanto antes.

Desde la administración aragonesa también han mostrado su intención de  que recientemente ha creado Aquitania en Bruselas para pedir financiación para el proyecto del Canfranc.

Ya en el pasado ejercicio 2014, desde el gobierno autonómico señalaron que se estaban realizando gestiones, en concreto a través del Ministerio de Fomento, para solicitar fondos europeos encaminados a conseguir la reapertura internacional de la línea ferroviaria del Canfranc en el horizonte del año 2020.

Con el fin de definir las condiciones necesarias para reactivar la circulación de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza, ambas regiones pusieron en marcha el proyecto denominado ‘Canfraneus‘.

La iniciativa se remonta a 2011 y debería haber sido finalizada el 30 de septiembre de 2015, según el plan inicial que establecía 52 meses para acometer el proyecto. Su inversión prevista asciende a los 3.659.695,85 euros, con una subvención programa de ayudas Feder que ascendía a los 2.378.802,31 euros.

Conexión con las plataformas logísticas 

Esta línea reabierta ofrecerá una alternativa a los corredores laterales y favorecerá el reequilibrio de los tráficos en el conjunto de la cadena pirenaica, optimizando las infraestructuras para acompañar el crecimiento de los intercambios entre Francia y la Península Ibérica. 

En el ámbito del transporte de mercancías, la reactivación de la línea permitiría crear un flujo ferroviario con las plataformas logísticas de Aragón.