El incremento de la demanda de comercio electrónico transfronterizo, derivado en gran parte de la pandemia del Covid-19, ha aumentado la necesidad de la industria de reforzar la flota de aviones cargueros.

La introducción de nuevos cargueros de fuselaje ancho en largas rutas internacionales transoceánicas es una muestra de la demanda generada por el e-commerce transfronterizo, que persistirá después de la crisis sanitaria por el cambio en el comportamiento de los consumidores, según explican desde Cainiao.

El brazo logístico de Alibaba acaba de lanzar su última ruta de carga, entre Singapur y la isla china de Hainan, que realizará cinco veces por semana. Esta zona ha vivido un ‘boom‘ de las compras de artículos de lujo desde el pasado verano, cuando el gobierno triplicó el límite anual para las compras libres de impuestos.

Las ventas se han incrementado en un 244%, con un récord en febrero de 736 millones de dólares. Actualmente, los productos importados desde Singapur llegan hasta los comercios en un plazo de 12 horas como máximo tras el despacho de aduanas.

No obstante, el operador también va a empezar a utilizar un carguero dos veces por semana entre Singapur y la ciudad de Sanya, a través de Guangzhou. A esto se añaden los camiones y ferries que llegan desde los puertos del sur de China

El objetivo es proporcionar los servicios de logística transfronteriza necesarios para que las marcas de belleza y lujo lleguen a Hainan, y facilitar la exportación de los productos de comercio electrónico nacionales a Singapur.

Nuevas rutas directas

Desde China, empiezan a promocionar Hainan como el nuevo Hong Kong, con una zona de libre comercio y desarrollos portuarios que van de la mano con el crecimiento de las compras de artículos de lujo. Además, desde Cainiao esperan abrir muy pronto más rutas directas con Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Europa.

Además de los artículos de lujo, la crisis sanitaria ha impulsado la demanda de productos sanitarios, deportivos y de bienestar entre los consumidores asiáticos, entre otros, por lo que se espera que el comercio electrónico siga creciendo y el operador ya está trabajando para garantizar los envíos en China en un plazo de 24 horas, aumentando a 72 para envíos internacionales.