En medio de una gran incertidumbre a nivel económico, una situación geopolítica especialmente delicada y la interminable crisis sanitaria del Covid-19, los operadores de transporte de contenedores parecen haber logrado un equilibrio que parecía imposible.

En el mes de octubre, han conseguido no solamente mantener las tasas de sus contratos de larga duración, sino incluso incrementarlas en un 1,3% respecto a septiembre, lo que a su vez supone un ascenso del 1,2% a nivel interanual. Sí se ha producido un descenso desde enero, pero únicamente del 0,6%.

En general, ha habido pequeñas caídas a lo largo de la pandemia, pero no han tenido nada que ver con la agitación que se ha vivido en los mercados internacionales. Por su parte, las tasas spot en las rutas clave, como las que conectan Oriente Medio y el Norte de Europa, están batiendo récords.

Las navieras han manejado su capacidad de una manera magistral, tal y como señalan desde la consultora Xeneta, pues han eliminado el tonelaje necesario, manteniendo las tasas contratadas y empujando a los cargadores al mercado spot, donde ellas puedan obtener mayor rentabilidad.

Los tenders también se han complicado para los clientes, que no confían en una disminución de las tasas a medio plazo. De hecho, se esperan más incrementos en los contratos en los próximos meses.

Obviamente, en este sector las cosas cambian de la noche a la mañana, pero por ahora las navieras están sabiendo adaptarse a la situación. En el caso de Maersk, sus previsiones en cuanto al Ebitda de 2020 han pasado de los 6.000 o 7.000 millones de dólares a los 7.5000 y 8.000 millones.

Por su parte, CMA-CGM introducirá un recargo de 150 dólares en sus tarifas para la temporada alta, que comenzará a aplicarse el 1 de noviembre en las rutas entre Oriente Medio y el norte de Europa.

Índice XSI

En cuanto al índice de Xeneta que evalúa las tarifa a largo plazo, las importaciones europeas han registrado en octubre su primer ascenso desde julio, correspondiente a un 0,8% en relación al mes anterior, aunque se han reducido en la misma medida en relación al mismo momento de 2019.

Mientras, las exportaciones se han reducido en un 1,1% en el décimo mes del año y han crecido un 1,5% respecto al año anterior. Por su parte, las importaciones de Oriente Medio han caído un 3,2% a nivel mensual y un 0,6% en términos interanuales, mientras las exportaciones han repuntado un 3,5% en octubre y un 5% desde el mismo mes de 2019.

En Estados Unidos, las importaciones han anotado un incremento del 0,5% en octubre, a pesar de haberse reducido un 0,9% respecto al año anterior. Las exportaciones han crecido un 0,6% a nivel mensual, pero han caído en un 6,3% a nivel interanual.