La última reunión de la Dirección General de Transporte Terrestre de MITMA con el Comité Nacional del Transporte (CNTC) para seguir avanzando en la definición de un plan de sostenibilidad para el sector se ha centrado en cuestiones medio ambientales.

Según informan desee la Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carreteta (GUITRANS), existe una cierta decepción en cuanto al desarrollo de la reunión, dado que se confiaba en tener por fin respuestas a las peticiones tantas veces reiteradas, estableciéndose incluso unos plazos concretos para su solución.

Sin embargo, las asociaciones miembro del Comité han observado que el planteamiento de la Dirección General se ha centrado en volver a empezar partiendo la anterior negociación.

Este último encuentro ha sido el tercero de cuatro fijados inicialmente y se espera una última de conclusiones globales para la semana próxima, en un clima en el que el sector permanece a la defensiva y sin esperar gran cosa.

En la última reunión se ha abordado el tema de la renovación de flota incidiendo en la importancia de que el sector pueda modernizar la flota a ser posible con combustibles alternativos, pero dando también la opción de realizar una transición lógica y realista.

De igual modo, también se han analizado sobre las 44 toneladas, un tema especialmente sensible para el sector, que aguarda una batería de medidas que permitan digerir la introducción de nuevas composiciones vehiculares que podrían tener un efecto demoledor tanto en el empleo, como en las cuentas de las empresas, ya dañadas por los efectos de la pandemia.

Además, pese a las turbulencias que están afectando a la tramitación parlamentaria de la ley de morosidad, el Comité cuenta con su aprobación inminente.