La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz sacará a licitación la finalización del túnel de acceso a la nueva terminal de contenedores en 2022 tras haber conseguido vaciarlo el pasado 1 de noviembre después de haberse inundado en mayo de 2017.

El vial que conectará la nueva instalación con la avenida de Astilleros discurre en gran parte bajo los terrenos de Navantia en “falso túnel”. Se trata de una vía de 1,2 kilómetros de longitud total, con 870 metros en túnel, cuya ejecución se adjudicó en noviembre de 2014 y se rescindió debido a distintos problemas en la ejecución con la constructora en junio de 2017, un mes después de que se inundara por completo.

En el momento en el que se rescinde el contrato las obras sumaban un importe de certificación de 15,8 millones de euros, el 73% de la adjudicación.

A partir de ese momento, los técnicos se afanaron en solucionar el problema que había ocasionado la vía de agua, para lo que se realizaron multitud de estudios, en los que se ha contado con la colaboración del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas del Ministerio de Fomento (Cedex).

Investigado el principal problema de la vía de agua se redactó y se licitó el “Proyecto de pantallas de pilotes secantes en el acceso a la Nueva Terminal de Contenedores y Vaciado del falso túnel”, adjudicado a la empresa Constructora San José por un importe de 1.955.451,66 euros, iniciándose las obras en abril de 2019.

La complejidad de las reparaciones a efectuar, debido al estado en que quedaron las obras tras la resolución y a la cercanía de la vía de agua con el mar, obligaron a incorporar nuevas soluciones con empresas especializadas, lo que originó la tramitación de un proyecto modificado de las obras por un importe adicional de 869.667,40 euros

Tras todas las obras y soluciones proyectadas el pasado 1 de noviembre la Autoridad Portuaria consiguió vaciar el túnel y permitir a los equipos de obra acceder a su interior, cumpliendo el objetivo marcado en este proyecto, que no era otro que resolver la vía de agua y vaciarlo.

Para poder redactar el proyecto de finalización, una vez posibilitado el acceso al túnel, es necesario tomar muestras de los hormigones y de los armados existentes, realizar medidas y ensayos tanto en laboratorio como in situ de las estructuras, para determinar el grado de afección por la inundación prolongada y los defectos de ejecución agravados por este motivo.

Estos trabajos ya han sido adjudicados a Cemosa por un importe de 368.230,03 euros

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px