El puerto de Denia ha acogido la presentación en sociedad del ‘fast ferry‘ Eleanor Roosevelt de Balearia, que desde el 1 de mayo conecta la instalación con Ibiza y Palma.

Hasta 200 personas vinculadas a distintos grupos de interés para la naviera han podido visitar el primer buque de alta velocidad del mundo con motores duales a gas, que se caracteriza por su sostenibilidad y sus numerosas innovaciones.

La naviera ha invertido 90 millones de euros en esta embarcación, con capacidad para 1.200 pasajeros y 450 turismos, que se ha construido en los astilleros Armón de Gijón y que ha constituido todo un reto durante estos tres últimos años, en la primera incursión de los astilleros en la fabricación de un buque de alta velocidad y bajas emisiones.

El fast ferry cuenta con innovaciones de alta tecnología para ofrecer una travesía cómoda y espacios amplios y luminosos. Con el Eleanor Roosevelt son ya siete los buques de Balearia propulsados por gas natural, un combustible que reduce las emisiones contaminantes, que son monitorizadas con equipos de medición y sensores instalados a bordo, en el marco de un proyecto cofinanciado por los fondos CEF de la Comisión Europea.

El presidente de la naviera, Adolfo Utor, ha resaltado su apuesta por la eficiencia y la competitividad, en una estrategia al servicio del cliente y la sostenibilidad, sin olvidar su compromiso con los territorios en los que opera. Un proyecto que se ha mantenido en un momento de crisis económica y sanitaria, que ha afectado claramente a la actividad, «en plena fase expansiva del negocio».

Utor se ha referido al proyecto como el «resultado de un esfuerzo cooperativo» que se ha plasmado en un «prodigio de la ingeniería náutica» que a igualdad de consumo, con respecto al barco que sustituye, ofrece una capacidad de transporte de vehículos 2,3 veces superior y 1,6 veces en pasajeros y todo ello con unas emisiones de CO2 tres veces inferiores por vehículo transportado.

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha querido poner el foco en la apuesta de Balearia por el gas y en su carácter innovador, señalando el compromiso tanto de la naviera como del organismo portuario con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Como muestra del reconocimiento desde Puertos del Estado, al papel jugado por las navieras en el mantenimiento de los servicios de suministro a las islas durante la pandemia, Toledo se ha referido al hecho de que en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, los servicios marítimos regulares son considerados un servicio estratégico, lo que conlleva bonificaciones en las tasas portuarias de hasta el 40%.