Balearia ha adaptado los protocolos de seguridad al contexto actual y mantendrá durante el verano parte de las medidas frente al Covid-19 adoptadas frente a la pandemia, lo que le permitirá renovar por tercera vez el sello ‘Global Safe Site’ de Bureau Veritas.

La naviera ha establecido en todos sus buques una reducción de capacidad del 10%, una medida que va más allá de lo establecido por las autoridades sanitarias, y que sumada a los espacios abiertos, amplios y ventilados, permitirá mantener la distancia social entre pasajeros.

Cabe recordar que los ferries disponen de camarotes para los pasajeros y, en el caso del innovador ‘fast ferry’ Eleanor Roosevelt, que cubre la ruta Denia-Ibiza-Palma, se han diseñado unos pasillos más amplios y mayor separación entre los grupos de butacas.

Para favorecer la distancia social, la naviera también sigue apostando por la reserva y facturación ‘on-line’, pudiendo enviarse las tarjetas de embarque mediante código QR vía WhatsApp. Este código permite además en algunos ferries el acceso directo a los camarotes sin pasar por la taquilla.

Además del uso obligatorio de la mascarilla, la naviera sigue proporcionando gel hidroalcohólico a los pasajeros y mantiene un plan específico de limpieza, con productos viricidas y desinfectantes certificados.

También controla diariamente el estado de salud de la tripulación, que ha recibido formación específica sobre los protocolos si se detecta un posible caso. Por último, todos los buques incorporan cartelería y vídeos que recuerdan las recomendaciones.