Tras más de tres meses transportando mayoritariamente mercancías, Baleària vuelve a operar sin restricciones sus 18 rutas nacionales de pasajeros, con frecuencias y servicios similares a otros años en esta época. Además, ha introducido una nueva ruta directa de Palma a Formentera a partir de julio.

En lo que se refiere a Baleares, ofrece dos conexiones diarias desde Barcelona a Mallorca y otras tres desde la Comunidad Valenciana, mientras que con Menorca hay una salida diaria desde Barcelona. Con Ibiza, se han establecido cuatro salidas semanales desde la capital catalana, mientras que desde Denia y Valencia hay dos salidas diarias, con refuerzo los fines de semana.

Destacan también las dos rutas directas a Formentera, con 11 conexiones semanales desde el puerto de Denia y tres desde Palma, aunque también se ofrecen hasta 13 enlaces diarios con Ibiza. Los trayectos interinsulares se completan con las conexiones desde Mallorca: dos al día con Ibiza y tres con Menorca.

Respecto a las rutas con Melilla, el servicio es diario, mientras que en Ceuta se vuelve a operar con un ferry y una embarcación de alta velocidad, con siete salidas diarias de lunes a viernes, que se reducen el fin de semana. En cuanto a las rutas operadas entre Huelva y Canarias junto a Fred. Olsen Express, se mantienen las dos salidas semanales.

Por otra parte, las rutas con Marruecos siguen abiertas para el tráfico de mercancías y para los viajes de regreso de pasajeros autorizados, mientras que la ruta con Mostaganem, en Argelia, aún no está operativa, y operadas entre los Estados Unidos y Las Bahamas volverán a prestar servicio para el pasaje a partir del 1 de julio.