BEST ya es una realidad. Tras la inauguración oficial realizada ayer jueves por el Rey Don  Juan Carlos, Barcelona Europe South Terminal se alza como la terminal de contenedores más moderna del Mediterráneo y, según sus promotores, como una de las mejores del mundo, de ahí su “original” denominación.

Construida y operado por Tercat, filial del grupo chino Hutchison Port Holdings (HPH), la nueva plataforma semiautomática de contenedores lleva funcionando en desde el mes de julio en modo de pruebas y ofrece las últimas tecnologías en la gestión y movimiento de contenedores con el objetivo de ganar la mayor eficiencia.

Además del monarca, a la inauguración también han asistido el director ejecutivo para Europa de Hutchinson, Clemence Cheng, la ministra de Fomento, Ana Pastor y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas.

Ser la puerta del Mediterráneo

Con esta nueva terminal, situado en la ampliación del puerto condal a través dle muelle Prat, tanto Tercat como el puerto de Barcelona buscan atraer nuevos tráficos entre Asia y otras zonas emergentes como el Subcontinente Indio con Europa y convertir a Barcelona como la principal puerta de entrada de mercancías contenerizadas del Mediterráneo.

Según las previsiones de la compañía, la nueva terminal será capaz de manipular en su primera fase 2,65 millones de Teus al año, lo que supondría para el puerto de Barcelona mover un total de 5,5 millones de Teus , frente a los 2,6 millones actuales. El objetivo es que la instalación esté ya a pleno rendimiento a lo largo del próximo año 2013.

BEST arranca con un muelle de atraque de 1.000 m de longitud, ocho grandes grúas de muelle super-post-panamax con capacidad para 22 contenedores y una zona de almacenamiento de 60 hectáreas. Cuando se complete la primera fase, dispondrá de 1.500 metros de línea de mar, 18 grúas gigantes y 100 hectáreas.

Terminal BEST de Tercat en el puerto de Barcleona

Terminal BEST de Tercat en el puerto de Barcleona

Tercat tiene en proyecto una segunda fase para la cual todavía no hay fechas concretas pero que sumará seis grandes grúas, con lo que habrá un total de 24, otros 600 metros de muelle (hasta alcanzar 2.100) y 32 hectáreas de operaciones, con lo que la superficie total será de 132. El calado en la primera fase es de 16,5 metros y de 18,5 en la segunda, de modo que se podrán recibir los barcos más grandes.

Acceso ferroviario preovisinales

La terminal cuenta con unas conexiones viarias y ferroviaria, con ocho vias de ancho UIC  y convencional provisionales que los responsables del Port y de Tercat creen suficientes para el arranque de la plataforma. En concreto, el puerto ha invertido 41 millones en la construcción de los accesos viarios y ferroviarios provisionales a este muelle, de los que 25 millones se han destinado a la ejecución de los accesos viarios en la nueva terminal de contenedores, mientras que los 16 millones restantes se han invertido en accesos ferroviarios, tanto en ancho ibérico como internacional.

No obstante, tanto los responsables de Tercat como los de la autoridad portuaria de Barcelona ya avisan de que si no se acometen por parte de Fomento con urgencia los nuevos accesos ferroviarios y viarios al puerto los actuales podría colapsarse y provocar pérdida de competitividad a la terminal.

En la actualidad, Tercat opera desde 1990 la terminal del muelle Príncipe de España y sus previsiones pasan porque la la actividad se transfiera progresivamente a  las nuevas instalaciones y la zona liberada se destine a otros usos portuarios.