Blackstone, el mayor gestor de fondos de inversión del mundo, ha firmado un acuerdo con la compañía Immofinanz, Austria, para adquirir por 508 millones de euros la cartera de activos logísticos que la compañía posee en Europa. 

Dicha cartera supera el millón de metros cuadrados de superficie logística, repartidas en 36 activos ya operativos de los cuales 24 se ubican en Alemania, cinco en Hungría, tres en Rumanía, dos en Polonia, uno en Eslovaquia y otro en Rusia.

A estos se deben sumar otras tres plataformas en construcción, que ocuparán una superficie cercana a los 65.000 m², y que se están levantando actualmente en Hamburgo, Alemania, y en las ciudades de Bucarest y Ploiești en Rumanía.

El cierre de la operación oscilará en torno a los 500 millones de euros, ya que el valor total de activos a 31 de julio de 2015 ascendía a 536 millones de euros, precio pactado, pero la compañía austriaca restará a este importe los 28 millones de euros que aún se deben invertir para finalizar las tres plataformas en desarrollo.

La venta todavía está sujeta a las condiciones de cierre habituales y la aprobación por parte de las autoridades competentes. La previsión es que esté cerrada en el primer trimestre de 2016, cuando Blackstone integrará todas estas nuevas instalaciones en Logicor, su plataforma logística europea.