La crisis sanitaria ha supuesto un impulso en el uso de la tecnología en un intento por intentar sobrevivir en un entorno inestable y encontrar el camino de salida.

En este sentido, un reciente estudio de PwC resalta el importante papel que está llamada a jugar la tecnología `blockchain’, gracias a su potencial para aumentar la trazabilidad en las gestiones y, en consecuencia, aumentar la confianza entre los diferentes actores.

Según la consultora internacional, la tecnologia ‘blockchain’ podría impulsar la economía mundial en 1,76 billones de dólares estadounidenses, equivalentes a cerca de 1.500 billones de euros, para el año 2030, con especial incidencia en China y los Estados Unidos.

El informe, con el título de ‘Time for trust: The trillion-dollar reason to rethink blockchain’ analiza el impacto de esta tecnología en sus cinco principales usos de ‘blockchain’, entre los que se encuentra la logística, y concluye que el punto de inflexión para el uso de ‘blockchain’ llegará en 2025, año en que podría estar implantada a gran escala y a nivel mundial.

En concreto, PwC estima que el mayor impacto de esta tecnología se verá en los sistemas de trazabilidad de la mercancía a lo largo de las cadenas de suministro, actividad en la que podría generar un potencia económico de 962.000 millones de dólares, unos 820.000 millones de euros al cambio.

Además, ‘blockchain’ también generará importantes beneficios en el control de pagos y servicios financieros, contratos y resoluciones interrumpidas, así como en personalización de servicios.

Sin embargo, PwC estima que el éxito de esta tecnología dependerá del apoyo institucional y del grado de uso que tenga en los diferentes sectores económicos a escala global.