La transformación acelerada que está viviendo la distribución urbana de mercancías pone sobre el tapete el desarrollo de nuevos vehículos adaptados a menores volúmenes de transporte y con la vista puesta en la sostenibilidad, en el ánimo de intentar reducir al máximo las emisiones contaminantes.

En esta línea, BMW ha desarrollado un nuevo concepto para las entregas de distribución urbana basada en un triciclo.

La marca alemana ha intentado conservar la agilidad y la sensación de conducción de una bicicleta normal al tiempo que ha incorporado opciones de transporte innovadoras y seguras para permitir su uso en condiciones intensivas.

Así pues, el concepto ‘Dynamic Cargo‘ cuenta con un bastidor principal delantero conectado a la sección trasera y se puede inclinar en las curvas mientras mantiene la sección trasera estable.

Esta funcionalidad se combina con el tren motriz electrificado, que se activa inmediatamente y que impulsa las dos ruedas traseras, para hacer que la bicicleta de carga sea tan estable y fácil de manejar como una bicicleta estándar.

En este sentido, el diseño no pivotante de la plataforma permite un transporte seguro y estable de cualquier carga sin castigar el físico de los ciclistas.

Así mismo, el concepto se completa con la posibilidad de añadir un sistema modular de protección contra la intemperie, pensado para condiciones climáticas adversas.