Brittany Ferries intensifica las pruebas que realiza con el ‘Galicia’ para el atraque en el puerto de Bilbao, de cara a la llegada en 2022 del ‘Salamanca’.

Este buque de GNL operará en las rutas de larga distancia entre España y Reino Unido, por lo que la Autoridad Portuaria de Bilbao realiza obras de acondicionamiento en el atraque, mientras que Repsol construye una gasinera para el abastecimiento de GNL.

El ‘Salamanca’ será el primer buque a gas de Brittany Ferries que opere en el puerto de Bilbao, al que se le unirá en 2023 el ‘Santoña’.

La embarcación tiene capacidad para transportar 42.000 toneladas y será uno de los buques más grandes de la naviera, con 215 metros de eslora.

Así mismo, el ferry podrá llevar hasta 1.015 pasajeros y transportar hasta 2.714 metros lineales de carga, con un importante ahorro en el consumo de combustible y en las emisiones.

De igual modo, este tipo de barcos también son más ligeros, más silenciosos y tienen menos vibraciones. Además, en su construcción se está prestando especial atención a las plantas de propulsión de bajo consumo de combustible y al diseño largo y delgado del casco y la proa.

Por otra parte, la pintura de silicona que reduce la fricción y que recubre el casco submarino, reduce aún más el consumo de combustible, mientras que el diseño de la hélice y el timón permite una mejor maniobrabilidad, con lo que se aspira a conseguir un ahorro estimado de alrededor del 46% de CO2 por pasajero en comparación con los buques actuales en las rutas de larga distancia de la compañía.

CdS suscribete-maritimo-900