Britanny Ferries parece decidida a dar un nuevo salto en su expansión internacional y está estudiando muy seriamente la posibilidad de iniciar operaciones con nuevos servicios en Portugal.

En concreto, la naviera parece estar analizando con responsables portuarios lusos y británicos el establecimiento de una nueva línea que uniría Oporto con el Reino Unido.

Britanny Ferries incluso trabaja con una fecha concreta e inminente, la del próximo 24 de mayo como posible inicio de este nuevo servicio que sería el primero en el mercado portugués de la compañía en sus cuarenta años de historia y que dejaría de lado una posible conexión alternativa con Vigo.

Con esta nueva operativa, el grupo naviero ensanchará la fachada de enlaces entre el continente europeo y el archipiélago británico en una clara estrategia por diversificar los puntos de abastecimiento tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, algo que ha marcado las conexiones entre el continente y Gran Bretaña desde el comienzo de 2021.

De igual modo, la línea podrá adaptarse a las condiciones sanitarias que establece el Reino Unido en sus conexiones con otros países en el entorno que dibuja la pandemia, con un semáforo por incidencia de la enfermedad que hace que varíen los requisitos para los viajeros.