Brittany Ferries ha puesto en marcha esta misma semana la línea que conecta Cherburgo y Rosslare, dos meses antes de lo planeado originalmente.

Al mismo tiempo, la naviera ha colocado al ‘Cap Finistère’ para cubrir la navegación dos veces por semana en la línea que una Rosslare y Bilbao, con el fin de relevar al ‘Connemara’ hasta el 10 de febrero, con salidas los jueves y los sábados a mediodía del recinto vizcaíno.

Así mismo, como consecuencia de la flexibilidad de este barco, Brittany Ferries también agregará una rotación semanal que conecta Rosslare con Cherburgo al horario.

Con todas estas medidas, el grupo quiere apoyar al sector del transporte de mercancías ante las necesidades que plantea el ‘Brexit’ al potenciar las conexiones que unen Irlanda con el territorio continental europeo, lo que permite a los transportistas aprovechar la frontera blanda existente en Irlanda del Norte y, al mismo tiempo, sortear posibles congestiones que podrían afectar a los enlaces tracionales entre Francia y el Reino Unido a través del Canal de La Mancha.

El ‘Cap Finistère’ tiene 204 metros de eslora y pesa 33.000 toneladas brutas. El buque entró en servicio para la naviera en 2010 en las rutas de larga distancia de la compañía que conectan Portsmouth con Santander y Bilbao.

La embarcación dispone de casi 2.000 metros lineales de carga y es capaz de desarrollar una velocidad máxima de crucero de 28 nudos.