Sede de la Comision Europea en Bruselas

Sede de la Comisión Europea en Bruselas.

La Comisión Europea ha propuesto comprometer más de 830 millones de euros a proyectos españoles de transporte con los que contribuir al desarrollo de los nueve corredores prioritarios de la red transeuropea de ferrocarril (TEN-T), sobre todo para impulsar los corredores del Mediterráneo y del Atlántico.

En total, Bruselas ha elegido 32 proyectos con intereses españoles para incluirlos en la lista de 276 proyectos europeos que quiere que se repartan 13.100 millones de euros. El objetivo es llegar hasta una inversión de 28.800 millones de euros con el apoyo de fondos privados.

Se trata de la primera licitación para el periodo 2014-2020, ya que habrá una segunda en octubre de este mismo año. Se trata del plan de inversión «más ambicioso» presentado hasta la fecha por el Ejecutivo comunitario, según ha asegurado la comisaria de Transportes, Violeta Bulc.

«Debemos hacer lo máximo con un presupuesto limitado», ha advertido Bulc, para justificar la selección de proyectos, en donde ha primado el «valor añadido» para el interés europeo.

Se trata, de momento, de una propuesta provisional, sobre la que se tienen que pronunciar aún los veintiocho y el Parlamento Europeo, y que Bruselas espera hacer definitiva el próximo 10 de julio. Fuentes comunitarias consideran poco probable que haya cambios «sustanciales» en el documento.

La Unión Europea prevé desembolsar 26.000 millones de euros en total para el desarrollo de la red europea en el periodo 2014-2020. Además, Bulc ha dado instrucciones a sus servicios para «explorar todas las posibilidades de flexibilidad» con las que mejorar las oportunidades de financiación de cara a la próxima licitación.

Proyectos españoles

Del total de 32 proyectos con intereses españoles, 24 son exclusivamente del país y otros ocho se enmarcan dentro de infraestructuras transfronterizas europeas más amplias. El Corredor Mediterráneo podrá hacerse con un apoyo europeo de más de 180 millones de euros, mientras que el Atlántico superaría los 500 millones.

Entre los proyectos seleccionados, está la conexión ferroviaria de alta velocidad Bilbao-Pamplona-Zaragoza-Teruel-Sagunto, dentro de la red principal de España, que se beneficiará del presupuesto europeo con unos 39 millones de euros.

Además, diversos tramos del Corredor Mediterráneo como las líneas ferroviarias Valencia-Tarragona- Barcelona (124,5 millones) y Algeciras-Madrid-Zaragoza-Barcelona (1,2 millones) optarán a la cofinanciación europea, así como los proyectos para mejorar el acceso al puerto de Barcelona (36,1 millones) y de Valencia (11,6 millones).

En la vertiente atlántica, si la medida sale adelante habrá fondos, entre otros, para el tramo Averio-Salamanca-Medina del Campo (19,6 millones), Bergara-San Sebastián-Bayona (459,3 millones) y Sines-Lisboa-San Sebastián-Irún (3 millones), así como para mejorar las instalaciones eléctricas y acústicas en la línea Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco (11,4 millones).

Entre los proyectos figuran algunos relacionados con el transporte de gas natural licuado (LNG) por valor de mas de 25 millones de euros, así como otros relacionados con el impulso de combustibles alternativos y eficientes por 7 millones de euros, una plataforma intermodal de Repsol (1,4 millones) y un aparcamiento de seguridad también de Repsol (750.000 euros).

Dentro del total de proyectos que conciernen a España, la CE propone tres dentro del marco de trabajo anual, a los que la UE podría aportar una financiación máxima de hasta cuatro millones de euros. De ellos, uno es de transporte ferroviario refrigerado entre España y Holanda, otro para el aumento de la eficiencia de vagones de tren, y un tercero para mejorar la accesibilidad de pasajeros a las estaciones.

En cuanto al marco de financiación plurianual, Bruselas sugiere que reciban fondos comunitarios hasta 21 proyectos españoles y otros ocho europeos en los que también está incluida España.