El Grupo BSH, especializado en la fabricación de electrodomésticos, pondrá en marcha en enero de 2018 su nuevo almacén en Plaza, de 15.000 m², situado al lado de la las instalaciones con las que cuenta actualmente, de 80.000 m², tal y como recoge el diario El Heraldo de Aragón.

Ambos formarán el mayor complejo logístico de la multinacional, sumando casi 100.000 m², lo que le permitirá aumentar su capacidad para adaptarse a la recuperación del mercado y la mejora de sus ventas.

En total, el grupo ha invertido más de 500.000 euros en acondicionar el almacén, perteneciente a Epsa. Su objetivo es potenciar el crecimiento en la capital aragonesa, donde prevé un aumento del volumen de negocio de entre el 15% y el 20% en 2018.

Aprovisionamiento de las fábricas zaragozanas

En el nuevo centro, se gestionará la mercancía paletizada, llegando a manipular unos 120.000 palets anuales. Esto facilitará el suministro de componentes a las fábricas zaragozanas de Montañana y La Cartuja, con la consecuente reducción en un tercio de los costes de aprovisionamiento.

La instalación contará con tres líneas transportadoras en los muelles de carga, vehículos de guiado automático y un sistema de radiofrecuencia para el almacenamiento y recuperación de productos, además de iluminación led con detectores de presencia para potenciar el ahorro energético.

Aunque los dos almacenes se encuentran muy cerca y compartirán los servicios de transporte, serán totalmente independientes, como han indicado desde BSH. Del nuevo, saldrán a diario entre 15 y 18 camiones con piezas para las factorías de la ciudad, que producen al año 2,5 millones de aparatos.

A día de hoy, el 70% de la distribución que realiza el fabricante desde Plaza se realiza por carretera, mientras que el 30% restante se efectúa por ferrocarril o mar.