Un 55 % de los inversores inmobiliarios con presencia en España tiene previsto aumentar sus compras de activos en el país este 2021, según recoge en su informe ‘EMEA Investor Survey 2021’ CBRE.

Consecuentemente, la consultora detecta cierto optimismo entre los inversores inmobiliarios europeos para 2021, que podría traducirse en un crecimiento en los volúmenes de inversión en España de entre el 10 y el 20 % para este año.

Así mismo, el informe registra que el apetito inversor en España está bastante diversificado, con un tercio de los inversores declarando tener estrategias value-add para el 2021, seguidos de un 26% que se decantan por estrategias core-plus.

Además, los inversores parecen centrados en la adopción de criterios ambientales, sociales y de gobernanza en sus políticas de inversión, toda vez que tres de cada cuatro inversores presentes en España afirman haberlos aplicado.

Por lo que respecta a las estrategias de inversión, un 56% afirma estar particularmente enfocado en atraer y mantener inquilinos solventes, junto con procurar el crecimiento de los ingresos por rentas, mientras que los activos con posibilidad de reposicionamiento despiertan gran interés para más de un 50%.

Por segmentos, un 52% de los encuestados prefiere el mercado de oficinas, mientras que el logístico e industrial es el predilecto para un 14% de los inversores, idéntica cifra que registra el sector multifamily.

Todos ellos son sectores en los que los inversores no esperan descuentos o, si lo hacen, son muy moderados, por debajo siempre del 10%.

Por último, con respecto a la localización, para el 28% de los inversores con presencia en España, Madrid es la ciudad favorita para invertir.