Caprabo tiene previsto iniciar, en una primera fase, las operaciones en su nueva plataforma de la ZAL de Barcelona a finales del próximo mes de junio.

Las instalaciones de la cadena catalana, ubicadas en el municipio barcelonés de El Prat de Llobregat, albergarán todo su producto fresco y, también, la nueva sede central de la empresa, así como su supermercado on-line.

La plataforma, en cuya construcción Cilsa ha invertido veinte millones de euros, ocupa una parcela con una superficie de 31.000 m² y contará con certificación LEED Gold.

Las nuevas instalaciones, con 43 muelles de carga, tienen un total de 24.600 m² construidos, de los cuales 17.200 m² se destinarán a la plataforma para producto fresco, 3.400 m² a la nueva sede central de la compañía y otros 4.000 m² estarán dedicados al canal on-line.

Así mismo, en la plataforma de frescos, la zona de frío positivo representa una superficie aproximada de más de 13.600 m². De igual modo, las cámaras de frío negativo ocuparán 245 m² de superficie.

La plataforma centralizará todo el producto fresco de la compañía, que actualmente se encuentra repartido entre las plataformas de las localidades barcelonesas de Abrera y Hospitalet de Llobregat.

Puesta en marcha en dos fases

El nuevo centro de distribución entrará en funcionamiento en dos fases. En la primera fase, prevista para finales de junio, arranca la gestión integral de todo el producto fresco que llega a los supermercados Caprabo, mientras que para el segundo semestre se habrá finalizado la construcción de la nueva plataforma on-line y la nueva sede central de la compañía.

La centralización de la logística de productos frescos es un elemento estratégico en el abastecimiento a los supermercados de nueva generación de la compañía, ya que aumenta la eficiencia, garantiza el mejor tratamiento de este tipo de productos, mejora su calidad y también el servicio al cliente.

Así mismo, con la gestión en la nueva plataforma del servicio on-line, Caprabo Caprabo podrá garantizar los procesos y optimizar los costes en la gestión de las entregas exprés en el área metropolitana de Barcelona, donde concentra el mayor volumen de su negocio on- line.

Al mismo, tiempo, Caprabo reordenará toda su logística de tal modo que su plataforma de Abrera concentrará la distribución del producto no fresco, tras someterse a un proceso de transformación en dos fases que finalizará este año, mientras que las referencias de baja rotación se servirán desde el centro de distribución de Grupo Eroski en la población madrileña de Ciempozuelos.