Ya es posible recibir la compra de Carrefour en domingo

Carrefour espera que el e-commerce de alimentación facture cinco millones de euros en 2022.

Las nuevas tecnologías y el comercio electrónico están revolucionando las relaciones de los clientes con los establecimientos en que adquieren sus productos, algo que está llegando de pleno al sector de la gran distribución.

En este sentido, Carrefour ha puesto en marcha un plan de transformación para el horizonte 2022 que se asienta sobre cuatro grandes pilares entre los que destaca una apuesta por la omnicanalidad, así como por el desarrollo de una estructura simplificada, por ganar competitividad y productividad, así como por reforzar una oferta alimentaria de calidad .

Así pues, la empresa francesa de gran distribución se centrará, entre otros aspectos, en reducir sus costes logísticos así como en mejorar la eficiencia operativa de su cadena de suministro.

Por tanto, Carrefour ha anunciado que aumentará su inversión en logística, con el fin de lanzar una ambiciosa oferta omnicanal en el ámbito de la alimentación, así como para automatizar sus plataformas de preparación de pedidos.

Mejorar la gestión de stocks

Por lo que respecta a la apuesta omnicanal de la enseña francesa, Carrefour tiene la intención de reforzar la capacidad operativa de sus centros, así como mejorar el flujo y la gestión de stocks en su red.

Para mejorar la experiencia de compra, las tiendas de proximidad y los supermercados del grupo asumirán funciones de preparación de pedidos, así como de gestión de recogidas y devoluciones para sus clientes.

De este modo, la empresa francesa tiene previsto, por un lado, potenciar sus entregas a domicilio en Francia, de tal modo que llegue este año a 26 localidades, con entregas en una hora para 15 ciudades gales, mientras que, por otro lado, también extenderá su servicio Click&Collect a la mayor parte de sus tiendas para 2019.

Para ello, Carrefour ha suscrito un acuerdo de colaboración con Stuart, filial del grupo La Poste, para ganar en fiabilidad y rapidez para sus entregas de última milla.

Como parte de este proyecto, Carrefour tiene previsto, así mismo, invertir 2,8 millones de euros en los próximos cinco años para desarrollar su canal de ventas de comercio electrónico, con el objetivo de que sus ventas de alimentación a través de e-commerce alcancen una facturación de cinco millones de euros en 2022, así como de que este segmento llegue al 20% del volumen total de ventas del grupo en Francia.