A lo largo de los próximos meses, Castilla-La Mancha pondrá en marcha un Plan Estratégico de Zonas Industriales con el que busca captar nuevas inversiones, por ejemplo de aquellas empresas que en su momento se deslocalizaron y quieren volver a España.

El vicepresidente autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha recordado durante la inauguración de las instalaciones de Seur en Illescas que la región es la cuarta del país con mayor capacidad de almacenaje, pues cuenta con 3.400.000 m², que representa un 11,5% de total nacional.

La logística, que tiene un peso muy importante en la economía de la región y en la generación de empleo, ofrece muchas posibilidades de crecimiento a lo largo de 2021, dada su importancia para la distribución de la vacuna del Covid-19.

Castilla-La Mancha cuenta con más de 3.300 empresas en el sector, que dan empleo a unas 44.000 personas, lo que supone casi un 7% del total de afiliados a la Seguridad Social. A esto se añade el incremento de la inversión extranjera a lo largo de los dos últimos años gracias a la fuerte apuesta por la logística.

Por ello, desde la administración regional se pretende potenciar este sector y seguir apoyando a las empresas, que llegan atraídas por la situación geográfica, en el centro peninsular, y por los esfuerzos de atracción de inversión a través del Plan Adelante.

Durante el primer trimestre, también se pondrá en marcha el Consejo de Captación de Inversiones, en el marco de la nueva estrategia de internacionalización y captación de inversión 2021-2025.

El objetivo es que las empresas que tengan interés en invertir en España tengan en cuenta a Castilla-La Mancha como una de las regiones con más posibilidades de ofertar suelo, un clima laboral estable, y unas condiciones sociales y económicas muy ventajosas.