Transporte por carretera

La demanda crece en el transporte por carretera, pero lo hace de forma «irregular», según la CETM.

Si bien es cierto que «todos los datos macroeconómicos» apuntan a un «leve» crecimiento de la economía española, lo que está trayendo consigo un aumento de la actividad en el transporte por carretera como demuestran los Observatorios del sector del transporte de mercancías, los transportistas observan una «demanda muy irregular» por parte de sus clientes.

Así lo ha señalado en Madrid el presidente de la CETM, Ovidio de la Roza, 24 horas antes de la celebración de la Asamblea General 2016 de la Confederación. Según ha explicado, «hay momentos en los que los transportistas no pueden atender la demanda de sus propios clientes y otros en los que la mitad de la flota está parada«.

Una Administración «silenciosa»

Las actuaciones del Gobierno influyen directamente en el quehacer diario de la profesión. El presidente de la CETM critica el «silencio» de la Administración durante el último año, en el segundo semestre de 2015 por la proximidad de las elecciones y en estos seis primeros meses de 2016 por su carácter de interinidad.

A esta Administración «silenciosa» se suman otras cuestiones como la denuncia de la CNMC a la normativa española que exige un mínimo de tres vehículos para el acceso a la profesión, así como la falta de áreas seguras para el descanso de los conductores.

Respecto al requisito, la CETM considera que este «no supone una barrera de acceso a la profesión», si no que «impide que el sector se deteriore mucho más». En lo que se refiere a la seguridad, «es raro el día» en que la Confederación no recibe denuncias por parte de sus asociados por robos o asaltos a camiones.

No obstante, Ovidio reconoce que se han llevado a cabo actuaciones por parte de Fomento, como la defensa de los tres vehículos frente a la denuncia de Competencia, la flexibilidad de la vuelta a casa en el transporte internacional defendida en Europa o la intención de poner en marcha nuevas subvenciones a los peajes para trasladar el tráfico pesado a las autopistas, para lo que se reunirán próximamente.

De hecho, la CETM no se personará en el procedimiento que la Audiencia Nacional tiene abierto tras la denuncia de la CNMC, como si han hecho Fenadismer y Fetransa, al entender que «el Ministerio lo está haciendo bien».

Ovidio de la Roza pasa revista a la actualidad del sector 24 antes de la Asamblea General de la CETM

Ovidio de la Roza pasa revista a la actualidad del sector 24 horas antes de la Asamblea General de la CETM.

Sin embargo, «no se ha hablado del ROTT en el último año, un tema que está actualmente en stand by»apunta el presidente, quien lamenta también que los partidos políticos «no hayan tenido en cuenta» las reclamaciones del sector que se presentaron ante las elecciones del 20D. «Parece que a nivel político hay un desconocimiento absoluto de lo que es este sector», asegura.

En definitiva, el transporte por carretera no termina de conseguir exponer sus problemas a las administraciones. «Cada vez que entra un Gobierno nuevo se tarda prácticamente un año en poder establecer una reunión con el mismo», explica de la Roza. Además, «cuando Fomento se muestra a favor de las reclamaciones de los transportistas, el Ministerio encuentra trabas por parte de otros departamentos del Gobierno».

Liberalización del cabotaje

Más allá de la Administración española, al transporte por carretera del país le preocupa mucho la «competencia desleal» en el sector y el beneplácito que Europa a otorgado a la llamada «economía colaborativa».

En este ámbito preocupa especialmente el tema del cabotaje, que algunos países, ubicados en el centro de Europa, intentan restringir aún más, y que los países periféricos, como España, intentar liberalizar.

Si cambia la gestión europea actual, marcada por las normas unilaterales de algunos países miembros, y se regulan y equilibran las normas sociales, económicas y fiscales en toda la UE, la CETM apostará por «la liberalización total del cabotaje». Al menos, a eso «aspira» la Confederación en un futuro.

Por último, tras las reuniones con los cargadores mantenidas durante las últimas semanas, la última de ellas celebrada este 15 de junio, y que se cerrarán con un último encuentro en julio, Ovidio ha señalado que ha habido acuerdos y desacuerdos entre los presentes, pero no ha querido apuntar cuáles son para eliminar posibles «presiones y debates» antes de que estén concretados.