CETM ha decidido tomar medidas ante la inacción de la Diputación de Guipúzcoa en relación con los peajes que cobra a los camiones que circulan por la N-1 y la A-15 a su paso por la demarcacion, pese a que han sido tumbados definitivamente por el Tribunal Supremo.

La organización empresarial trabaja en la elaboración de un sistema que facilite a sus empresas asociadas la reclamación de los importes abonados hasta el momento, así como los intereses de demora.

De igual modo, la patronal del transporte también advierte de que «no permanecerá impasible ante la nueva norma que prepara la Diputación» para extender el pago de esta tasa a todas las vías de la provincia y de que «emprenderá las acciones necesarias para dar fin a esta obcecación» de las autoridades forales guipuzcoanas.

Trata así de sobreponerse al enfrentamiento que busca la Diputación, que ya ha amenazado con analizar uno por uno los casos de reclamación de los trasportistas”, al tiempo que le pide «que acate las decisiones judiciales y deje de perseguir a un sector que es vital para el funcionamiento de la economía y de la sociedad en su conjunto».

Guipúzcoa es punta de lanza para otras comunidades autónomas que ya trabajan en proyectos similares. En paralelo, la propuesta de pago por uso realizada por el Gobierno también es otra propuesta que va en una línea similar.