Esta misma semana, Cilsa ha remitido a la Autoridad Portuaria de Barcelona sendas solicitudes para que se le otorguen en concesión dos parcelas ubicadas en la ZAL del enclave barcelonés.

La primera de ella, perteneciente al municipio barcelonés de El Prat de Llobregat, tiene una superficie aproximada de 14.405 m², que la compañía catalana quiere disfrutar hasta el 31 de diciembre de 2041.

En esta parcela, Cilsa quiere construir una plataforma logística de 9.346 m² de superficie construida, con 150 m² para oficinas, que será alquilada posteriormente, para lo que tiene previsto solicitar licencia de obras al ayuntamiento de El Prat en los próximos días.

De igual modo, la segunda concesión está referida a otra parcela de 10.835 m² de superficie total, cuya ocupación se plantea, al igual que para la anterior, hasta finales de 2041.

Como en la otra, también se plantea la construcción de una plataforma logística destinada al alquiler que, en este caso concreto, contará con zona APQ exterior, con una superficie construida total de 1.675,72 m², para cuyas obras, al igual que en el caso anterior, también se va a solicitar en breve plazo licencia de obra municipal.

En ambos casos, la Autoridad Portuaria de Barcelona ha abierto plazo de veinte días hábiles, con el fin de someter las peticiones de Cilsa a información pública, y que puedan así presentarse alegaciones.