Los ciberataques forman parte del lado oscuro que tienen las nuevas tecnologías. En el ámbito de la cadena de suministro, en el que la transmisión de información se hace cada vez más por medios telemáticos, la seguridad de los datos es un elemento crucial no solo para los operadores, sino para unos clientes que utilizan la información que generan las actividades logísticas e diferentes frentes.

En este contexto, la protección de las empresas en materia de ciberseguridad se ha convertido en uno de los principales objetivos dentro de las estrategias empresariales.

Así pues, a juicio de Fullstep, hay cinco medidas clave para ayudar a prevenir ciberataques en torno a la cadena de suministro y en concreto en la gestión de proveedores.

La primera de ellas se centra en analizar la complejidad de la gestión de riesgos, que incluye el diseño del modelo de gestión para identificar las categorías de suministro, la gestión operativa de este modelo, así como el control y mejora continua del proceso.

En segundo lugar, es eficaz establecer criterios de la categorización de riesgos a través de un sistema para identificar y gestionar adecuadamente los riesgos.

Por otra parte, se recomienda contar con herramientas de rating y análisis de seguridad en tiempo real para gestionar a tiempo real la ciberseguridad de la cadena de suministro.

En cuarta posición, es importante cumplir con los estándares y normativas de seguridad, algo que es más fácil si se lleva a cabo de la mano de un partner especializado.

Por último, es fundamental contar con el compromiso y una formación adecuada de los equipos, algo que implica el desarrollo de una cultura digital, con compromiso, con un exhaustivo control de accesos, es clave para evitar unas amenazas que van a seguir creciendo en los próximos años.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110