Si hay un ganador en esta profunda crisis que ha traido la pandemia de covid-19, ese es el comercio electrónico.

Este segmento, tras venir de fuertes crecimientos sostenidos, ha sabido seguir ofreciendo un servicio competitivo en unas circunstancias duras marcadas por las medidas de confinamiento que se han introducido en diversos países del planeta en la primera mitad del 2020.

De igual modo, el e-commerce también ha tenido la capacidad de incorporar nuevos productos que hasta ahora parecían totalmente ajenos, adptándose como un guante a los cambios que se han producido desde marzo en los hábitos de consumo y en la demanda de productos.

Cinco tendencias en la pandemia

En este sentido, Packlink ha analizado el comportamiento de este sector en esta crisis sanitaria y ha extraido cinco tendencias que están marcando el presente del comercio electrónico y que dibujan su futuro a corto plazo.

La compañía calcula que en España hay un total de 22,5 millones de compradores a través del canal on-line, lo que implica que el 72% de los internautas del país recurren a internet para adquirir productos y servicios.

En este sentido, en primer lugar, Packlink estima que el comercio electrónico ha crecido un 23% en España y que, al mismo tiempo, también se ha incrementado el gasto que hacen los usuarios del canal on-line hasta los 68 euros.

En segundo lugar, la compra de productos de alimentación a través de internet se ha colocado como el tercer segmento de mercancías que más se adquieren on-line, solo por detrás de productos de entretenimiento y cultura, así como de tecnología.

Por otra parte, los marketplaces son los principales lugares a que acuden los internautas para hacer sus compras on-line. Así mismo, una vez dentro, según Packlink, se fijan principalmente en los precios, en las promociones y en los plazos de envío.

A este respecto, los consumidores estiman que un plazo aceptable de entrega de los pedidos se coloca en los 3,4 días, aunque la mitad de todos ellos quiere recibir los productos en un máximo de dos días y un 15% pide las entregas en 24 horas.

Por último, en quinto lugar, los precios y las condiciones de entrega, tanto en plazo, como en facilidad, son elementos clave que van a marcar la satisfacción del cliente del canal on-line, algo que repercute directamente en la fidelización de un consumidor imprevisible y con un alto poder de decisión.