El transporte marítimo sigue viviendo movimientos empresariales en un contexto de cambio profundo, en un entorno de fuerte incertidumbre que afecta especialmente a los tráficos internacionales de contenedores.

Precisamente en este ámbito, CMA-CGM ha finalizado con fecha 1 de marzo, el proceso de compra del 50% menos una acción del capital social de TTI Algeciras a la naviera coreana HMM.

La operación, realizada con el soporte de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, se ha sido llevado a cabo a través de Isla Verde Algeciras Terminal Holding, empresa conjunta participada en un 51% por CMA Terminals Espagne, filial de CMA-CGM, y en un 49% por el grupo DIF Capital Partners. El cambio accionarial fue aprobado por el Consejo de Administración de la APBA el pasado mes de octubre.

El presidente de la institución portuaria, Gerardo Landaluce, califica esta formalización como “una muy buena noticia” para el puerto de Algeciras y el conjunto del sistema portuario español, ya que refuerza el papel del puerto como eslabón esencial de las grandes cadenas de suministro y distribución europeas e intercontinentales, “máxime en un época tan complicada como la que estamos sufriendo con el Covid-19”, puntualiza Landaluce.

Nuevas inversiones

La terminal de contenedores semiautomatizada del puerto de Algeciras espera que el movimiento empresarial permita seguir desarrollando las instalaciones de la concesión, así como del recinto portuario algecireño.

La incorporación de los nuevos socios supondrá una importante mejora en las instalaciones de la terminal durante 2021, con una inversión que supera 13,3 millones de euros y que incluirá el recrecido de cinco de las ocho grúas de muelle para dar servicio a los portacontenedores más grandes y en particular a la nueva y futura generación de megabuques, la llegada de dos nuevos ‘shuttle carriers’ para el transporte horizontal de contenedores y la mejora de los sistemas informáticos y TOS.

Una década en Algeciras

TTI Algeciras inició operaciones en 2010, en la que se convirtió en la primera terminal semiautomática del Mediterráneo y el Sur de Europa, un espejo en el que en esta década se han mirado y siguen mirando muchos de los puertos que buscan dar el paso en automatización. Con la puesta en marcha de esta terminal, Algeciras abrió sus muelles a todas las navieras que quisieran operar en el Estrecho, siendo a día de hoy, más de 20 las navieras que operan en el Muelle de Juan Carlos I y en el de Isla Verde Exterior.

La consecuencia más inmediata del desembarco de TTI en el puerto del Estrecho fue el aumento de la conectividad, alcanzando por primera vez en 2017 el TOP 20 mundial de dársenas mejor conectadas.

En una década TTI Algeciras ha movido más de 10 millones de TEUs; la compañía ha apostado por los tráficos import/export, que en esta década han crecido un 300%; así como por las mercancías refrigeradas (tráfico reefer) que ya suponen un 12% de su tráfico total.