El confinamiento ha cambiado para siempre los hábitos de compra ‘on-line’ de los españoles. El 68% ha comprado más por Internet durante la crisis sanitaria y se calcula que la facturación del e-commerce ha llegado a crecer hasta un 200% en algunos sectores.

Estas son las conclusiones de un estudio de DS Smith, según el cual un 88% de los españoles continuará comprando ‘on-line‘ al mismo nivel o incluso más después del confinamiento. Además, un abrumador 91% declara ahora sentirse más seguro comprando de esta forma.

Una de las categorías que ha experimentado mayor crecimiento es la alimentación, pues un 47% de los españoles declara haber aumentado su lista de la compra virtual. De igual modo, el 35% ha aumentado las compras de productos para el hogar y el 42% ha adquirido más productos de belleza.

Asimismo, destacan los artículos de salud e higiene, pues un 38% de los encuestados declara haber comprado más medicamentos y vitaminas durante el confinamiento, mientras que un 50% señala haber comprado más productos de higiene.

Estos datos se reconfirman con las estadísticas propias de DS Smith, que experimentó un aumento del 100% en la demanda de packaging para alimentos, flores y productos de higiene. Muchas tendencias se mantienen tras el levantamiento de las restricciones, pues en el momento del estudio, el 66% planeaba seguir haciendo sus compras de alimentación por esta vía.

Nuevos hábitos y preocupaciones

Los cambios no son solo sobre el volumen, pues un 74% de los españoles declara haberse dado de alta en un nuevo comercio ‘on-line‘ que no había usado antes del confinamiento y un 70% se unió a un nuevo servicio de suscripción.

En esta línea, el estudio muestra que los españoles adquirieron nuevos hobbies durante el encierro, aumentando los pedidos de productos de ocio. Además, las marcas de productos deportivos han visto crecer sus actividades en la red, amparadas por el interés por la salud, cuidado personal, y conciliación de la vida laboral y personal.

Por otro lado, a medida que la transición ecológica y la economía verde se convierten en una prioridad mundial, la sostenibilidad es una preocupación creciente para los consumidores. Casi la mitad de los encuestados señala que compraría más ‘on-line‘ si los artículos se entregaran envueltos en packaging más sostenible o reciclable.

Además, un 32% ha utilizado el servicio ‘Click & Collect‘ más que de costumbre durante el confinamiento y un 70% planea seguir utilizándolo igual o incluso más en la vuelta a la normalidad.