La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia podría poner patas arriba el mercado de transporte de paquetería en España con una reciente resolución.

En opinión del regulador, el requerimiento de cese de la actividad de transporte de pequeñas mercancías en el maletero de turismos de menos de dos toneladas de MMA, empleados habitualmente para la actividad de VTC, que hizo la Comunidad de Madrid a una empresa del sector que lanzó Cabify de paquetería durante el confinamiento del año pasado «podría ser innecesario y desproporcionado».

Competencia estima que «la normativa sectorial de transporte excluye la autorización para el transporte de pequeñas mercancías en vehículos de MMA no superior a dos toneladas», por lo que no ve razón para que a esta empresa se le impida realizar estos servicios.

En esta misma línea, la CNMC considera que obligar a los vehículos VTC a realizar exclusivamente transporte de viajeros, sin que puedan efectuar el transporte de pequeñas mercancías, sería contrario a la Ley de Garantía de Unidad de Mercado.

Finalmente, el organismo conluye, además, estas empresas están en condiciones de realizar el servicio con serguridad, por lo que «tales vehículos serían adecuados a los fines del transporte descrito».

Cabify puso en marcha su servicio ‘Cabify Envíos’ a mediados del pasado mes de abril en el área metropolitana de Madrid, con la intención de extender la actividad a otras zonas posteriormente, aunque antes, la Comunidad de Madrid le requirió que cesara esta actividad, algo contra lo que ahora se pronuncia la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.