evolucion-transporte-mercancias-ferrocarril

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia estima, en su análisis del transporte ferroviario de mercancías durante 2016, que el uso de este modo se redujo en un 8,3% en términos de toneladas netas y en un 3,3% en toneladas kilómetro netas, debido al menor tráfico registrado por Renfe Mercancías el año pasado.

Esta situación, hace que la cuota del transporte de mercancías por ferrocarril se encuentre entre las más bajas de la Unión Europea, tras un nuevo retroceso, el primero desde 2010, frente al transporte por carretera y el marítimo.

Competencia estima que la cuota modal del transporte ferroviario de mercancías se colocó en 2016 en el 1,4%, solo por encima del transporte aéreo, que ese año quedó en un 0,04%, mientras que el transporte por carretera alcanzaba 70,6% de cuota modal y el marítimo se situaba en un 27,9%.

Sin embargo, el análisis de la CNMC confirma que las empresas privadas están ganado cuota de mercado en el transporte ferroviario de mercancías, con sendos crecimientos del 3,3% en toneladas netas, del 3,9% en toneladas kilómetro netas y del 9,2% en tren kilómetro.

Así pues, el organismo estima que estas empresas aumentaron un 10,9% sus ingresos, hasta alcanzar los 77,8 millones de euros, con una cuota de mercado del 29% si se mide en toneladas netas, de un 39% si se mide en toneladas kilómetro netas y de un 27% en términos de ingresos.

Competencia estima que la cifra de negocio global del transporte de mercancías por ferrocarril en 2016 se colocó en torno a 290 millones de euros, de los que 210 millones de euros correspondieron a Renfe Mercancías, un 10,1% menos que en 2015.

Por tipología de mercancía, el organismo regulador calcula que 5.838.270 toneladas transportadas por ferrocarril en vagón completo durante 2016 corresponden a graneles, 4.535.661 a productos siderúrgicos, 1.518.384 a multiproducto, 1.029.442 a automóviles, 701.997 a productos químicos, 694.000 a papel o maderas, 630.000 a productos petrolíferos, 370.893 a piezas y recambios de automoción y 100.668 toneladas a otros productos.

Si se tiene en cuenta la zona geográfica, destaca el peso que tiene Asturias en el transporte ferroviario de mercancías como punto de origen, junto con Barcelona, Valencia, Madrid, Vizcaya, Zaragoza y Tarragona.

En cuanto al destino de las mercancías destacan Barcelona, Valencia, Vizcaya, por su carácter portuario, y Madrid, como centro de consumo peninsular.

Por otra parte, el informe de la CNMC también recoge que durante 2016, mientras que Renfe Mercancías movió 132 trenes al día, las empresas privadas movieron 54, aunque con recorridos más largos, de 304 kilómetros de media, frente a la media de 190 kilómetros de la filial de mercancías del operador ferroviario público.

De igual modo, las empresas privadas lograron una mejor velocidad media de circulación, con 53,8 km/h, frente a los 52,2 km/h de Renfe Mercancías.

Así las cosas, la CNMC está elaborando un informe sobre los costes subyacentes del transporte ferroviario de mercancías comparados con el transporte de carretera, con el objetivo de identificar las principales variables que influyen en su evolución.

Además, pretende evaluar las mejores prácticas implementadas en otros países europeos con una mayor actividad en este mercado con el fin de realizar una serie de recomendaciones para aumentar la actividad del transporte de mercancías.