El uso de vehículos eléctricos va ganando terreno de una manera más progresiva, algo que es especialmente palpable en entornos urbanos, donde los motores eléctricos se han convertido en la alternativa tecnológicamente más sostenible para acceder a los núcleos más restringidos de las áreas urbanas.

En este sentido, Consum y su operador logístico Cade Logistics están llevando a cabo una serie de pruebas en condiciones reales del proyecto Cool Routing en el que participan desde 2016 el Instituto Tecnológico de la Energía (Ite) y el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene). 

Los tests consisten en poner a prueba el sistema desarrollado en el sector de la alimentación desde una de las tiendas de Consum con servicio a domicilio ubicada en Valencia, a través de entregas con el sistema Cool Routing equipado en una furgoneta Renault Kangoo ZE, con el fin de validar la tecnología desarrollada.

Optimizar las rutas de reparto para vehículos eléctricos

Cool Routing es un sistema que permite planificar, organizar y optimizar las rutas de reparto para vehículos eléctricos con carga refrigerada en zonas urbanas. Según sus desarrolladores, es el primero que integra los requisitos de autonomía de vehículos eléctricos y el mantenimiento de la temperatura.

El sistema está soportado por una plataforma tecnológica que, en el momento de planificar el viaje y durante el mismo, proporciona información precisa sobre la energía que se va a consumir en función de la ruta a realizar y el régimen de frío con el que se transporta la carga.

Con el sistema, que incorpora además una herramienta de ayuda para el repartidor con información sobre el vehículo, los pedidos y el estado de la mercancía, se mejorará el transporte de mercancía refrigerada en áreas urbanas con el uso de vehículos eléctricos.