Los trabajadores de APM Terminals y del Puesto de Inspección Fronterizo del puerto de Algeciras han denunciado que se sienten inseguros ante la «mala praxis» de los responsables de la empresa y del organismo público, tras la aparición de casos de personas infectadas por Covid-19.

En el caso de la terminal, los empleados han tenido conocimiento de que dos compañeros han dado positivo en la enfermedad. Sin embargo, según explican desde Coordinadora, han accedido a esta información por medios extraoficiales, pues en la empresa no se ha tomado ninguna medida al respecto, «ni informativa ni de prevención, ni siquiera con los compañeros con los que los enfermos tenían contacto directo«.

Mientras, en el PIF, una de las personas responsables de Sanidad Exterior contrajo la enfermedad, pero siguió acudiendo a su puesto de trabajo pese a conocer su situación. A pesar de la situación, los trabajadores denuncian que «ni se informó, ni se aisló, ni se les hicieron test diagnósticos a quienes comparten espacio con ella«.

El trabajo en los puertos, aunque se puedan aplicar medidas preventivas, es una labor de equipo en la que las personas están interconectadas. Por ello, muchas veces, es imposible cumplir con el espacio de seguridad por la propia exigencia del trabajo a realizar.

Por ello, el sindicato denuncia que la dirección de APM Terminals y del PIF han cometido una «gravísima negligencia«, inconcebible en cualquier circunstancia, pero todavía más en una crisis sanitaria como la actual. Al mismo tiempo, ha exigido a las autoridades competentes un control exhaustivo de las empresas del puerto, en materia de prevención, para que no se repitan «situaciones tan peligrosas» como las ya vividas.