En respuesta a las críticas sindicales por la acción en el entorno rural recogidas en Cadena de Suministro hoy, 8 de septiembre, Correos niega que cerrando oficinas y afirma seguir «trabajando en acciones concretas para paliar el problema de la despoblación y contribuir al desarrollo del mundo rural».

Según el operador postal público, estas acciones «se articulan mediante la digitalización e incorporación de nuevos servicios en las oficinas rurales, las iniciativas para luchar contra la exclusión financiera y el apoyo a los productores y pymes locales».

Así mismo, la empresa pública también defiende que «no va a cerrar ninguna oficina rural. Muy al contrario, la compañía sigue avanzando en  la digitalización de los 2.295 puntos de atención al público de que dispone en zonas rurales».

Como resultado de este proceso, el operador asegura que «estas oficinas quedarán totalmente digitalizadas y conectadas a los sistemas de Correos, y podrán facilitar el acceso de la ciudadanía a todos sus servicios en igualdad de condiciones que en las zonas urbanas más pobladas».

De igual modo, también se señala que se ha entregado 22.000 nuevas PDAs a su plantilla de reparto, «con nuevas funcionalidades que permitirán ofrecer nuevos servicios» y que «servirán para impulsar proyectos como el que se está desarrollando actualmente en las provincias de Jaén y Lugo«, con vistas a extenderlo a los más de 6.000 carteros rurales de España antes de que finalice este año.

Así mismo, Correos también defiende que «el mejor instrumento para garantizar la prestación del servicio con la máxima calidad a toda la ciudadanía y, al mismo tiempo, contribuir al desarrollo de la sociedad es la creación de empleo estable«.

En esta línea, la empresa señala un total de 4.005 personas se han incorporado como trabajadores fijos en la compañía en el marco del proceso de consolidación de empleo temporal y que están abiertos dos procesos más para el ingreso de personal laboral indefinido, con 3.381 puestos provenientes de la convocatoria de 2019 y 3.254 de la convocatoria de 2020.

Finalmente, el operador resalta su compromiso «para impulsar el desarrollo de la economía rural y facilitar la vida de las personas que han elegido vivir en ese entorno, contribuyendo así a fijar poblacion en el territorio».