El astillero chino Dalian Shipbuilding Industry ha completado la construcción del primer gran petrolero con motor dual-fuel a GNL, que ya ha iniciado las primeras pruebas antes de su entrada en servicio. El buque, encargado por Cosco en el año 2017, está preparado para cumplir con las nuevas regulaciones en materia de seguridad y medio ambiente.

Inicialmente se encargó un VLCC convencional, pero hace un año, la naviera decidió hacer algunos ajustes en el pedido para que el GNL fuera su combustible principal. Con 332 metros de eslora y 60 de manga, esta embarcación cuenta con 318.000 toneladas de peso muerto y puede alcanzar una velocidad de 15 nudos.

El motor principal es un WinGD y está equipado con un sistema SCR de baja presión para permitir al buque cumplir con los requisitos que establece el Índice de Eficiencia Energética y con los límites NOx Tier III. 

Cuenta con un diseño optimizado de la proa y la popa, así como una hélice de gran tamaño que le permite lograr una mayor eficiencia energética. Si funciona únicamente con gas, ofrece una autonomía de 12.000 millas náuticas, mientras que combinando su uso con otro combustible, llegaría a las 24.000 millas.

Por último, conviene apuntar que el buque dispone de un tanque de almacenamiento de GNL de tipo C y tiene una capacidad de repostaje de 1.500 m³ por hora.